Crema de Manos Aloe Vera

16,00 

Hay existencias

Crema de manos hidratante y nutritiva para una piel aterciopelada, suave y luminosa.

Envase airlees 50 ml

Cosmético ecológico certificado por Bio.Inspecta

Fabricado en Ribadavia (Ourense)

¿Para qué es?

Con esta crema, tus manos disfrutarán de una suavidad aterciopelada y un brillo luminoso. Ideal para uso diario. Su aroma es suave, dulce y cítrico que perdura durante horas, incluso después de lavarte las manos.

Y no solo es perfecta para las manos, también es un deleite para pies, codos, rodillas o áreas muy secas que necesitan nutrición e hidratación adicional.

La combinación de aceites de sésamo y aguacate, junto con aloe vera y manteca de karité, asegura una piel hidratada, nutrida y protegida. Esto es esencial, especialmente con los lavados frecuentes que nuestras manos experimentan. Además, el envase airless garantiza la seguridad del producto, manteniéndolo libre de bacterias.

Gracias a su práctico formato con tapa, puedes llevarla en el bolso sin preocuparte por derrames, manteniendo todo limpio y ordenado.

Utilízala así

Aplica 1 pulsación sobre la piel limpia y seca. Masajea hasta su absorción y disfruta de la tranformación que aporta su uso diario.

Ingredientes

Aqua, Olea europaea (oliva) oil*, Sesamum indicum (sésamo) seed oil*, propanediol, Aloe barbadensis (aloe) leaf juice*, alcohol and alkyl glucoside, Butyrospermum parkii (karité) butter*, Persea grattisima (aguacate)*oil, cetyl alcohol, benzyl alcohol, Lavandula hybrida (lavandina) oil*, Citrus paradisi (pomelo) oil, Cymbopogon martinii (palma rosa) oil, dehydroacetic acid, sodium benzoate, potassium sorbate, limonene**, linalool**, geraniol**,citral**, farnesol*

* Procedente de cultivo ecológico | ** Componente natural de aceites esenciales

Naturavia, una marca que enamora

Naturavia es respeto y cuidado a la naturaleza y a uno mismo.

Detrás de esta marca tan riquiña están Carla, una bióloga molecular que cumplió el sueño de unir sus  pasiones: cosmética natural, investigación y  plantas medicinales, y Pepe, que dió un giro a su vida profesional cambiando su trabajo de profesor de autoescuela por la bata y los aceites esenciales.

Juntos, se formaron para crear Naturavia y se establecieron en Ribadavia, el bonito pueblo donde se criaron.

Allí tienen su laboratorio, desde donde se inspiran y crean sus productos con certificación ecológica siguiendo la Norma de Fabricación Sostenible y Ecológica Biovidasana

Carla y Pepe también demuestran ese amor por lo que les rodea colaborando con la Asociación Ridimoas, un precioso y ejemplar proyecto que protege y cuida los bosques autóctonos.